Una vez realizada tu compra nos comunicamos contigo para pedirte datos para el Ruc y Facturación

Madre Valiente, todas lo somos!!


Ser madre requiere valentía, requiere fortaleza, templanza, y muchísimo pero muchísimo amor; pero vamos a detenernos en la primer palabra :VALENTÍA.
Valentía para renunciar a momentos, gustos y situaciones para hacer crecer a ese ser dentro tuyo, valentía para pasar por esos nueve meses de molestias e incomodidades,( para algunas más que otras) y no sólo físicas sino también incomodidades con todos los controles ginecólogos, los análisis y test que nunca son placenteros.
Valentía para ajustar gastos y pensar en cada detalle para que el amor de tu vida llegue lo más cómodo posible, ( aunque realmente lo único que necesita sos vos)
Valentía para tomar decisiones : parto normal, cesárea?. Teta biberón, ambos,? colecho, cuna?!, Y todas  las  dualidades que se explayan a medida que el bebé crece.. Una vida de tomar decisiones, y encima nunca sabrás cual es la correcta.
Valentía a la hora del parto, sea cual sea la que te haya tocado.. QUE MOMENTO!!!., que sube y bajas de emociones, que valentía mujer!!
Valentía en el puerperio ( esto es para escribir un libro). El puerperio una etapa tan compleja, en donde debes tener la valentía de por un tiempo olvidarte de vos, olvidarte de dormir, de leer ese libro que tenias pendiente  de ver tu serie favorita que dejaste a un lado ,  de darte esa largas duchas, de que te gusta ver tu casa limpia y ordenada, de salir con amigas cuando quieras, valentía para no sentirte un espanta pájaros y no sentir pena por vos misma por que no podes ni disfrutar de la comida. Valentía para aguantar los primeros dolores de la lactancia, y no sólo físicos sino emocionales, de esa lucha en tu cerebro pensando en sí mamó bien?, estará satisfecho?? Le doy formula? Y por supuesto la mayor de las valentías para escuchar todos los consejos no solicitados y opiniones no requeridas de amigos y familiares sobre cómo criar a tu bebé.
Valentía para sentirte culpable de que relegas a tu otro hijo, de que hay cosas en la casa que organizar y ajustar y sabes que tenes que delegar, pero como te cuesta ,  de aceptar que no tenes sexo con tu pareja, muchas veces por que no se dá la situación y muchas por que ya ni ganas tenes,  de ver tu cuerpo transformado y saber que le tenes que poner onda y tiempo y esfuerzo para volver medianamente a  tener el  cuerpo que tenías valentía para aceptar que hay días que ya no das más, que estas muerta de cansancio y que y que lo único que querés es tirarte a dormir una semana, aunque hay noches que no dormís ni una hora de corrido.

Valentía para cuando llegue el momento de volver al trabajo por que se acabó tu absurdo permiso de maternidad  y tener que dejar a tu bebé, mil preguntas y cuestionamientos pasan por tu cabeza y tenes que valientemente acomodar todo, a estas alturas díganme si no somos valientes las mujeres?? cuando ya habías pasado el duelo por el regreso de tu pareja al trabajo después de su también absurdo permiso de paternidad ( si es que lo tuvo).
Sentis angustia, te culpas.
Pero luego en un cruce de miradas se produce una chispita y de esa chispa, fuego, todo se ilumina, es el momento en el que te das cuenta que toda esa valentía merece ese momento!!. Y como vale la pena!!
Sé valiente para sentirte desbordada por momentos!! por que al final  ese fuego siempre llega y seguirá ahí por siempre !!
No estas sola!!

1 comentario

  • Ame cada línea del escrito, porque es así. Las mujeres somos taaan valientes. Somos valientes desde el positivo tan anhelado para permitirnos ser mamás! Ser mamá es una renuncia constante, donarte a tu familia por el bienestar de tus hijos porque te das cuenta al final que todo va pasar rápido, van a crecer..

    Irene

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados